Emisión de la Radiodifusión Checa para el Exterior 
18-12-2018, 21:59 UTC
Música checa del siglo XX
 









Josef Bohuslav Foerster La transición de la generación de los fundadores al período nuevo está personificada por Josef Bohuslav Foerster (1859-1951). Cursó la escuela de órgano y durante varios años se desempeñó en Praga como organista. Luego se fue con su esposa a Hamburgo y Viena. Después del surgimiento de Checoslovaquia en 1918 volvió a Praga. Durante doce años se desempeñó como profesor en el Conservatorio de Praga ocupando asimismo otros puestos destacados en la vida pública (doctor honoris causa de la Universidad Carolina, 8 años presidente de la Academia Checa de Ciencias y de Arte). Fue un gran maestro de composición de canciones (los ciclos Erotikon, Amor, Violas de noche, etc.), obras para coro y cantatas (Stabat Mater, San Venceslao, entre otros). Para orquesta compuso 5 sinfonías, 6 suites y 4 poemas sinfónicos. Escribió también óperas, música de cámara y música religiosa.

De izquierda: Josef Suk, director de orquesta Václav Talich,
Vítezslav Novák (1903) El primer representante del modernismo checo es Vitezslav Novak (1870-1949). Estudió la composición con Antonin Dvorak en el Conservatorio de Praga. De su clase de composición, que enseñó entre 1909 y 1939, salieron varias generaciones de compositores tanto checos, como extranjeros, especialmente eslavos. Desde 1897 se apoyó en su obra en la canción popular, ante todo la de la Moravia Eslovaca y de Eslovaquia. Creó una gran cantidad de originales adaptaciones de canciones populares (cabe destacar los Cantos eslovacos). Esta influencia se refleja ante todo en la Suite de la Moravia Eslovaca. A través de la canción popular llega a las composiciones para piano (Mi mayor, Sonata eroica) y al poema sinfónico En los Tatras. Enriquece sus composiciones llenas de armonía y colores con la obra impresionista Lothar Martinonis, poniendo énfasis en su música en la composición firme (por ejemplo Toman y el hada de bosque). Su pensamiento musical original y la excelente técnica determinana la fase creativa madura. La inicia en 1910 con la fantasía marítima Tormenta y el ciclo para piano Pan. Menos conocidos son la suite para piano Exotikon y los ciclos de canciones Erotikon. En los años siguientes se centró en el género dramático, escribiendo los dramas Diablito de Zvíkov, Linterna del cuento de hadas, Legado del abuelo y Nikotina.

Josef Suk Tonos completamente diferentes fueron introducidos en la música checa por Josef Suk (1874-1935). Su talento fue cultivado en el conservatorio por los profesores Bennewitz, Stecker y Dvorak. Su labor creativa, iniciada exitosamente ya en la juventud, fue frenada por el hecho de ser miembro del Cuarteto checo, una severa autocrítica, momentos difíciles en su vida y dolorosas crisis espirituales. Más tarde se vio bastante ocupado por ser profesor en el conservatorio (desde 1922). Con su vocación de músico y su talento universal Suk recuerda a Dvorak, cuya riqueza instrumental consiguió aún graduar e individualizar. Reaccionó a la evolución en el mundo acentuando su lenguaje poético y original en la melodía y el ritmo. Desde el punto de vista de la construcción y composición dio a su lirismo tanta variedad que se incorporó a las mayores personalidades de la música checa. Ello se refleja ante todo en su obra para orquesta. Serenata de cuerdas (1892) y la Sinfonía mi mayor se parecen aún al estilo de Dvorak, pero ya en la música en base a los cuentos de hadas de Julius Zeyer Raduso y Mahulena y Bajo el manzano aparecen fuertemente los rasgos personales de Suk. En el Scherzo fantástico resaltan plenamente, retrocediendo un poco en el poema sinfónico Praga. Luego empieza a componer una serie de obras sinfónicas que forman un gran conjunto. La sinfonía fúnebre Asrael, el poema musical El cuento de hadas de verano, Maduración y Epílogo. Un testimonio importante de la lucha por su propio estilo es la apasionada Fantasía sol menor para violín y orquesta.

Otakar Ostrèil Además de Novák y Suk, resalta alrededor del año 1900 Otakar Ostrcil (1879-1935). Siguiendo el ejemplo de su maestro Fibich se dedicó en su juventud al poema sinfónico (El cuento de hadas de Semík), al melodrama (Balada sobre el zapatero muerto y la joven bailarina) y la balada (Quedó huérfano el niño). Entre las sinfoníans destacan la Imprompta, Suite do menor y la Sinfonieta, entre las óperas Los ojos de Kunaluva, Pimpollo, Leyenda de Erin y Leyenda de la Santa Zita.

Leos Janácek La figura más destacada del modernismo checo es Leos Janacek (1854-1928). Desde su juventud, después de los estudios en la escuela de órgano, se desempeñó como director de orquesta, organizador y pedagogo. En la composición se limita primero a las formas pequeñas para coro y orquestas, entablando la tradición de Krizkovský y Dvorak, que también le sirvió de ejemplo primordial en la ópera trágica Sarka en base al poema de Julius Zeyer. La colaboración con el etnógrafo Frantisek Bartos lo impulsó a coleccionar y estudiar las canciones y la música popular. Creó adaptaciones originales a las que volvía a menudo. De allí surgió la versión para orquesta de las Danzas de Lassko (originalmente Danzas Valaquias), que junto con las Danzas de Haná forman la base del ballet etnográfico Rakos Rakoczy. Su interés por la etnografía llevó a Janácek hacia el habla del pueblo, cuyas melodías coleccionó y cuya cadencia influyó posteriormente en el carácter de su invención melódica corta, repentinamente animada por los ritmos. Este estilo de Janácek se hace reflejar por primera vez en la ópera El inicio de una novela, apareciendo plenamente en la ópera folklorística Jenufa, la primera ópera checa en base a un drama literario escrito en prosa (de la autora Gabriela Preissová). Siguen las óperas Destino, la encantadora Zorrita astuta, y El caso Makropulos, concentrada desde el punto de vista psicológico y dramático. Una forma completamente nueva surge en la obra de Janácek para los coros masculinos, principalmente en las composiciones en base a los poemas de Petr Bezruc (Maestro Halfar, Marycka Magdonova). Por su originalidad destacan las composiciones para piano (el ciclo En el sendero frondoso) y de cámara (sonata para violín y piano, 2 cuartetos de cuerda). Janacek experimentó un reconocimiento general bastante tarde - después del estreno en Praga de Jenufa en 1916. Janácek pasó a ser el primer doctor honoris causa de la Universidad Masaryk de Brno.

Bohuslav Martinu La generación antiromántica, que se presentó después de la Primera Guerra Mundial, es dirigida por Bohuslav Martinu (1890-1959). Fue alumno de Josef Suk, pero se desarroló plenamente bajo la influencia de su próximo profesor Albert Rousell en París, donde vivió entre los años 1923 y 1941. Luego se trasladó a EE. UU., convirtiéndose en uno de los compositores mundiales más conocidos. Los últimos años de su vida los pasó en Italia y Suiza, donde murió. Su obra en cuanto al número de composiciones se refiere es monumental. En el género sinfónico cosechó los primeros éxitos con Halftime (1924) y La Baggare (Tumulto, 1926). Luego, Symfonia concertante para dos orquestas, partita para orquesta de cuerdas y especialmente Concerto grosso y Doble concierto para dos conciertos de cuerda, piano y témpanos, que pertenecen entre las mejores obras en el mundo de aquella época. Martinu escribió numerosos conciertos (4 para piano, concierto para dos pianos, un concierto para violín, dos conciertos para violonchelo y muchos más para instrumentos diversos). Entre las más de 70 obras de cámara destacan los cuartetos, las sonatas para violín y piano, sonatas para violonchelo y piano. Entre las composiciones vocales aparece una serie de excelentes canciones (especialmente Spalicek nuevo, Canciones para una página, Canciones para dos páginas), entre las óperas destacan Juegos sobre María, Julietta, Pasiones griegas. De los diez ballets es extraordinario el ballet cantado Spalicek.

Compositores significativos

Josef Bohuslav Foerster(1859 - 1951)
Vítezslav Novák(1870 - 1949)
Josef Suk(1874 - 1935)
Otakar Ostrcil(1879 - 1935)
Otakar Zich(1879 - 1934)
Rudolf Karel(1880 - 1945)
Leos Janácek(1854 - 1928)
Ladislav Vycpálek(1882 - 1969)
Emil Axman(1887 - 1949)
Karel Boleslav Jirák(1891 - 1972)
Bohuslav Martinu(1890 - 1959)
Pavel Borkovec(1894 - 1972)
Alois Hába(1893 - 1973)
Jaroslav Jezek(1906 - 1942)
Jan Novák(1921 - 1984)