Emisión de la Radiodifusión Checa para el Exterior 
14-11-2019, 06:46 UTC
65 Años de Radio Praga
  Primavera de Praga

La segunda mitad de la década del 60 ha sido calificada de "época de deshielo político", de época de liberalización gradual. Los promotores de la misma fueron un grupo de políticos comunistas y, sobre todo, los medios de comunicación. El "espíritu de la reforma" dominó también la Radiodifusión Checoslovaca.

La redactora Olga Szántová "Se respiraba una atmósfera de libertad", recuerda el periodista Jirí Hanák, quien en los años 60 trabajaba como redactor en Radio Praga. "Y esa atmósfera de libertad se reflejaba principalmente en los programas que preparaba la Redacción Central, cuando podíamos describir sin tapujos la situación imperante, tal como era en realidad. Aquel relajamiento de tensiones que sentíamos se reflejó también, como es natural, en nuestros comentarios políticos para el exterior". Olga Szántová, quien en los años 60 trabajaba como redactora en la Redacción Norteamericana, tiene recuerdos semejantes: "Hubo cierta liberalización, que se reflejó -sobre todo- en los programas sobre Checoslovaquia que recibíamos de la Redacción Central o que emitíamos al exterior. Incluso la Radiodifusión Rusa rechazó emitir aquellos programas en el año 1968. El trabajo nos satisfacía más entonces, era más variado, salíamos más para hacer entrevistas, reportajes. Pero hace falta decir que el estilo de trabajo no se modificó. Para que pudieran ser emitidos, todos los textos tenían que ser aprobados primero por los jefes de las diferentes redacciones, y luego por los responsables de la Administración Central de Control Periodístico, que confirmaban su aprobación con un cuño establecido al efecto. Realmente aquello era ridículo, porque aquellas personas no conocían los idiomas en que transmitíamos, pero sin el cuño los programas no podían salir al aire. A pesar de todo, entre nosotros mismos funcionaba la "autocensura"; sabíamos muy bien qué nos podíamos permitir escribir y transmitir. La censura al estilo de la Administración Central de Control Periodístico fue eliminada en el año 68. Después de la derrota del movimiento de reformas Primavera de Praga, de nuevo los textos tuvieron que ser aprobados por los nuevos jefes que pasaron a tener las redacciones de las transmisiones para el exterior. Pero esto ya no llegué a vivirlo mucho tiempo, porque me echaron poco después de los acontecimientos del 68".

nmediaciones de la Radiodifusión Checoslovaca en agosto de 1968 La Primera de Praga fue aplastada por la entrada de los ejércitos del Pacto de Varsovia en Checoslovaquia, en la madrugada del 21 de agosto de 1968. Tal como recuerda la entonces redactora de la Readcción Norteamericana, Cecile Krízová, todo empezó en la mañana del 21 de agosto: "Fui uno de los "felices" que logramos llegar a la Radio aquel día. Las calles de Praga y hasta algunos de sus puentes habían sido cerrados con barricadas. Preparé un boletín de noticias en el que informaba de la violenta entrada de los ejércitos del Pacto de Varsovia, que nadie había llamado para que vinieran, y le cedí la palabra a un colega francés. De momento se abrieron las puertas del estudio, entró un soldado cubierto de polvo, me encañonó con su ametralladora y gritó: ¡fuera!. Le respondía que de todas formas ya me iba. De esta manera terminaron mis 19 años de trabajo en Radio Praga. Tenía preparada una entrevista que había grabado el día anterior con la actriz norteamericana Shirley Templ, pero ya no llegué a transmitirla. Poco después me fui a Estados Unidos".

En agosto de 1968 se repitió casi exactamente la situación de mayo de 1945. En la mañana del 21 de agosto se transmitió la declaración del Comité central del Partido Comunista de Checoslovaquia, que rechazaba la entrada de los ejércitos del Pacto de Varsovia a territorio checoslovaco. Ante el edificio de la Radiodifusión Checoslovaca se concentraron centenares de praguenses, los tanques empezaron a disparar y hubo varias víctimas. Las agujereadas fachadas de los edificios cercanos recuerdan todavía la brutalidad de los soldados soviéticos. A las ocho de la mañana de aquel 21 de agosto los soldados soviéticos ocuparon el edificio de la Radiodifusión Checoslovaca. Y hasta en aquellas condiciones Radio Praga siguió emitiendo. Las transmisiones fueron reducidas a servicios noticiosos de 10 minutos, en checo, eslovaco, inglés, alemán, francés y español. Estas transmisiones clandestinas duraron hasta el nueve de septiembre, cuando los soldados soviéticos abandonaron el edificio principal de la Radiodifusión Checoslovaca y a los estudios habituales pudieron regresar las transmisiones.


Volver