Emisión de la Radiodifusión Checa para el Exterior 
11-7-2020, 02:30 UTC
Cronica 1968 - 5a parte
 
Agosto de 1968 en Checoslovaquia, foto: CTK La prensa de los países del llamado campo socialista fraguó contra el proceso democratizador de la Primavera de Praga del 68 increíbles patrañas:

El 9 de mayo de 1968, un vespertino de Alemania Oriental informaba que bajo el pretexto de la filmación de una película histórica arribaron a Praga miembros de destacamentos especiales norteamericanos, con material militar.

El articulista de la Alemania socialista superó al propio Goebels. En Checoslovaquia se encontraba, en realidad, un equipo de cineastas norteamericanos que filmaba la película "El Puente de Remagen". Es que cerca de Praga había un puente parecido al de Remagen en cuyos accesos se habían librado encarnizados combates en la Segunda guerra Mundial por ser el único puente conservado sobre el Rhin. Al mismo tiempo se ofreció a los cineastas un área en demolición en la ciudad de Most para filmar los combates.

El Vltava fue el Rhin; de la película 'El Puente de
Remagen' Los tanques americanos y alemanes que se enfrentaron en el teatro de guerra fílmico formaban parte del botín del Ejército Checoslovaco en la Segunda Guerra Mundial. Las tropas alemanas y norteamericanas eran constituídas por soldados checoslovacos, vestidos con los respectivos uniformes. Entre el equipo cinematográfico norteamericano no hubo un solo militar.

Los soldados de verdad, los del Tratado de Varsovia, llegaron, en realidad, ya en junio cuando se inició una interminable serie de maniobras militares que se desarrollaban o directamente en el territorio checoslovaco o cerca de sus fronteras. Una vez más los periodistas occidentales advertían que los ejercicios de las unidades del Pacto de Varsovia pretendían crear condiciones para el estacionamiento permanente de las tropas soviéticas en el territorio checoslovaco. El Ministerio de Defensa checoslovaco se apresuró a negarlo.

A fines de junio de 1968, 30 mil soldados soviéticos atravesaban lentamente Checoslovaquia de Este a Oeste. Hoy sabemos que bajo el pretexto de las maniobras del Pacto de Varsovia fue una operación de reconocimiento en vísperas de la intervención militar...

Tan sólo el día 3 de agosto salieron del territorio checoslovaco. ¿Esperaban que la dirección del PC, encabezada por Alexander Dubcek, las llamase a quedarse, a contener la presunta avalancha contrarrevolucionaria y antisocialista ?

La dirigencia checoslovaca no lo hizo. Pero tampoco se planteó seriamente que los soviéticos pudieran invadir Checoslovaquia, pisoteando su soberanía nacional.