Emisión de la Radiodifusión Checa para el Exterior 
26-6-2019, 08:07 UTC
Temas
 Por
REPÚBLICA CHECA EN LA UNIÓN EUROPEA
La República Checa, junto con Eslovaquia, Polonia, Hungría, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Malta y Chipre ingresaron en la Unión Europea el 1° de mayo de 2004.
El 13 y el 14 de junio de 2003 los checos apoyaron en un referéndum el ingreso del país a la UE. Aunque casi el 80 por ciento de los votantes dijeron "sí" a la adhesión, sólo un 55 por ciento del electorado acudió a las urnas. En todos los países candidatos, en los que se efectuó el referéndum, los votantes apoyaron el ingreso a la Unión.
LA REPÚBLICA CHECA Y LA REFORMA DE LA UNIÓN EUROPEA
Convención Europea
La Convención Europea, creada en la cumbre efectuada en Laeken (Bélgica) en diciembre de 2001, debió proponer y debatir sobre las modificaciones de los tratados básicos de la UE, antes de su ampliación. Los 14 países candidatos, incluyendo la República Checa, asistieron a las sesiones de la Convención (sin tener el derecho a votar) encabezada por el ex presidente francés, Valéry Giscard d´Estaing. La República Checa fue representada por el secretario del ministro de RR.EE., Jan Kohout, el senador y ex ministro de RR.EE., Josef Zieleniec, y el "ministro de RR.EE. en la sombra", del opositor Partido Cívico Democrático, Jan Zahradil. El empeñado "euroescéptico" Zahradil abandonó la última sesión de la Convención en junio de 2003 en señal de protesta contra sus actividades, las que consideró muy "pro-federalistas". Los demás representantes checos ante la Convención condenaron su postura.
Constitución Europea
En la cumbre de UE en Salónica (Grecia) en junio de 2003, la Convención Europea presentó el proyecto de la "Constitución para la Unión Europea" que debería hacer más transparente y más fácil el funcionamiento de la Unión. La República Checa, así como la mayoría de los países miembros y candidatos, consintió con más de un 90 por ciento del contenido del extenso documento. No obstante, el Gobierno checo, así como algunos partidos políticos del país critican algunos puntos del proyecto.
Foto: CTKFoto: CTK
Otra gran ola de discusiones surgió acerca del proyecto de la Constitución en la conferencia intergubernamental, iniciada a principios de 2003 en Roma. La República Checa solicita en concreto lo siguiente:
Un país = un comisario. El proyecto de la Constitución supone un sistema, en el que cada Estado tendría a su comisario en el Comité Europeo (que funciona como el "Gobierno" de la Unión Europea), sin embargo, sólo 15 de los 25 comisarios tendrían el derecho a votar. El objetivo principal es que el Comité pueda tomar decisiones de manera flexible y que determinadas naciones no puedan bloquear algunas decisiones importantes. La República Checa, así como otros Estados pequeños, temen que su influencia, y la influencia del Comité en general, se vea restringida por ese sistema. Según el proyecto, los comisarios con derecho a votar se turnarían cada cinco años, pero la República Checa considera esa garantía insuficiente. El primer ministro checo, Vladimír ?pidla, expresó que la República Checa no quiere hacer compromisos y que el principio de "un país = un derecho a votar" es fundamental. Otros países del "Grupo de Visegrado" (formado por Eslovaquia, Polonia y Hungría) adoptan la misma actitud.
Presidencia rotativa. Uno de los puntos más controvertidos del proyecto de la Constitución es la modificación del sistema existente de la presidencia rotativa. Según el mismo, el presidente de la UE turna cada seis meses y todos los países miembros tiene la garantía de que presidirán la Unión. Este sistema debería ser reemplazado por la nueva institución de un "presidente" europeo, elegido por el Consejo Europeo (presidentes del Estado o los primeros ministros de los Gobiernos de los países miembros), y aprobado por el Parlamento Europeo para un período de funciones de dos años y medio. La República Checa, con la mayoría de los demás países pequeños, no está de acuerdo con esa modificación, temiendo que el poder pudiera concentrarse en las manos de los Estados más fuertes. Los representantes checos asimismo temen que la implantación de la institución del "presidente" europeo podría debilitar las competencias del Comité Europeo que tradicionalmente defiende los intereses de los países pequeños.
El sistema de votación por "mayoría cualificada". El Tratado firmado en Niza en diciembre de 2000 define el nuevo sistema de toma de decisiones de los órganos principales de la UE, para que los respectivos Estados no puedan abusar el derecho al veto. Según el proyecto de la Constitución, los órganos de la UE podrán tomar una decisión, si está de acuerdo la mayoría absoluta de los países miembros, pero solamente si dichos Estados incluyen como mínimo el 60 por ciento de la población de la Unión. La República Checa figura entre los países que quieren mantener el Tratado de Niza en su forma original, según el cual cada decisión tiene que ser aprobada por el 60 por ciento de los Estados. El primer ministro checo, Vladimír ?pidla, manifestó estar dispuesto a hacer cierto compromiso en cuanto a este punto.
"Valores cristianos". El Gobierno checo y, sobre todo, el ministro de RR.EE. , Cyril Svoboda, (del Partido Democristiano), respalda la solicitud de que un apartado referente a la herencia cristiana común de los países europeos debería figurar al principio de la Constitución Europea, sin embargo, esa cuestión no es clave para la República Checa.
La República Checa, junto con otros candidatos de Europa Central, que ingresarán en la UE en 2004, solicita que la Constitución subraye inequívocamente que la OTAN es la garantía principal de la seguridad en Europa.
Varios puntos de vista dentro de la República Checa
En la República Checa no existe consenso respecto a las reformas de la Unión Europea. De los principales partidos políticos de derecha europeos, el Partido Cívico Democrático es uno de los más euroescépticos. Su líder, Mirek Topolánek, expresó que no es necesario crear la Constitución Europea, y el ex presidente de ese partido, el presidente de la República Checa, Václav Klaus, adopta una postura parecida. Por ello el presidente de los Conservadores británicos, Iain Duncan Smith, presentó en junio de 2003 en Praga una plataforma fuertemente euroescéptica de su formación política que fue plenamente apoyada por el Partido Cívico Democrático. Ese partido, igual que los Conservadores británicos, reclaman un referéndum sobre la aceptación de la Constitución. Situado en el extremo opuesto de las fuerzas políticas, el tercer partido de la Cámara Baja, el Partido Comunista de Bohemia y Moravia, solicita asimismo que se efectúe un referéndum. Los comunistas se manifiestan aún más escépticos en cuanto a las reformas de la UE.
El Gobierno checo tendrá que pedir el respaldo de una parte de la oposición para poder ratificar la Constitución, ya que en el Parlamento dispone de una mayoría apretada; dos terceras partes del parlamento tienen que apoyar la ratificación.




La República Checa en Europa

La República Checa suele ser señalada como un país "eurooriental" a pesar de que la capital Praga está situada al oeste de Viena. Vale la pena recordar que la Checoslovaquia democrática era antes de la Segunda Guerra Mundial uno de los países industriales más desarrollados del mundo. Debido a la guerra fría Checoslovaquia permaneció, junto con los demás satélites soviéticos, durante cuarenta años separada forzosamente de la parte occidental del continente.
La caída de los regímenes comunistas a finales del año 1989 fue percibida como una nueva oportunidad para la unificación de Europa. Este desafío sigue siendo actual. En la República Checa suele hablarse a menudo de "la vuelta a Europa". Debido a su situación geográfica en el corazón de Europa la República Checa mantiene lazos con sus antiguos aliados de Europa Central y del Este así como con los países de Europa Occidental.
El ingreso de la República Checa en la Alianza Noratlántica, foto: ÈTKEl ingreso de la República Checa en la Alianza Noratlántica, foto: ÈTK
El ingreso de la República Checa en la Alianza Noratlántica junto con otros dos antiguos miembros del Pacto de Varsovia, Polonia y Hungría, en marzo de 1999 fue un momento histórico en la historia moderna checa. Como miembro de la OTAN la República Checa participa en la estrategia de seguridad común de la Alianza y de todo el Viejo Continente.
Otro paso importante para la República Checa en el camino "hacia Europa" será la adhesión a la Unión Europea. Durante la guerra fría el Consejo de Asistencia Económica Mutua (COMECOM), cuyo miembro fue Checoslovaquia, y la Comunidad Europea no se reconocían mutuamente ni mantenían relaciones basadas en acuerdos mutuos. El camino hacia relaciones diplomáticas normales entre la Unión Europea y el COMECOM se abrió al ser firmada la declaración común sobre el reconocimiento mutuo en junio de 1988. La caída de los regímenes comunistas en 1989 estableció condiciones plenamente nuevas. Primero surgió una serie de acuerdos bilaterales de comercio y cooperación conocidos como acuerdos de "primera generación". Desde 1991 empezaron a firmarse acuerdos más amplios entre la Unión Europea y los antiguos países comunistas, los denominados "Acuerdos de Asociación" o "Acuerdos Europeos". La República Checa firmó el Acuerdo de Asociación en Bruselas el 4 de octubre de 1993. El acuerdo entró en vigor el 1 de febrero de 1995.
Una fecha importante para la República Checa fue el 30 de marzo de 1997 al ser el país invitado, junto con otros cinco candidatos, a iniciar las negociaciones sobre el ingreso en la Unión Europea.
Otra fecha límite en el camino de la República Checa a la Unión Europea fue la cumbre de la UE celebrada en la ciudad francesa de Nizza entre los días 7 y 11 de diciembre de 2000. Las negociaciones se hicieron muy largas y complicadas. La cumbre de Nizza fue la más larga en la historia de la Unión Europea, pero al final los delegados coincidieron en un paquete de reformas internas que permitan a la Unión preparse para la adhesión de hasta doce nuevos miembros. Fue elaborado un sistema según el cual cada país miembro propusiera en el futuro un miembro de la Comisión Europea, el principal órgano ejecutivo de la UE, y los cinco mayores Estados miembros renunciaran, a partir de 2005, a su segundo mandato en el órgano ejecutivo. La mayoría de los observadores coincide en que el cambio debilitará la influencia de la Comisión.
Los representantes de los países miembros acordaron asimismo cuántos votos obtendrían los actuales y los futuros países miembros en el principal órgano legislativo de la UE, el Consejo de Ministros: Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia: 29 votos, España y Polonia: 27 (originalmente fueron propuestos para Polonia menos votos a pesar de que el país tiene un número similar de habitantes como España, pero Alemania se empeñó para que Polonia tuviera paridad), Rumania: 15, Holanda: 13, Grecia, la República Checa, Bélgica, Hungría y Portugal: 12, Suecia, Bulgaria y Austria: 10, Eslovaquia, Dinamarca, Finlandia, Irlanda y Lituania: 7, Letonia, Eslovenia, Estonia, Chipre y Luxemburgo: 4, Malta: 3. El nuevo reparto de los votos fortalece la influencia de los mayores países miembros que temían que perdieran parte de su influencia y que pudieran ser vencidos repetidamente por mayoría de votos entregados por los miembros más pequeños en la Europa ampliada. La cumbre trazó asimismo algunos cambios en el proceso de toma de decisiones en la UE para que, en general, sea posible el funcionamiento de la Unión ampliada. En algunos ámbitos los Estados miembros decidieron renunciar al derecho a veto. Seguidamente, en el futuro será cada vez más frecuente la toma de decisiones a base de una "votación mediante el sistema de mayoría cualificada" para que cada uno de los países no pueda bloquear constantemente el proceso de toma de decisiones.
En consecuencia de estas reformas la posición de los menores países miembros, incluyendo la República Checa, dentro de la Unión se verá debilitada. A pesar de este inconveniente los políticos checos saludaron el Acuerdo de Nizza. El entonces principal negociador de la República Checa con la Unión Europea, Pavel Telicka, expresó al respecto: "Creo que hemos aclarado el punto más importante en el camino hacia la UE y la Unión no puede presentarnos ningunas condiciones nuevas ni problemas nuevos que tengamos que solucionar".
Quizá la mejor noticia para la República Checa de Nizza fue la declaración de los representantes de la UE realizada al finalizarse la cumbre. En dicha declaración constó que los primeros nuevos miembros se adherirán a la Unión en 2004 antes de celebrarse las próximas elecciones europeas.
En la cumbre de la UE celebrada en Laeken cerca de Bruselas en los días 14 y 15 de diciembre de 2001, la República Checa hizo un paso más hacia su entrada en la Unión. La cumbre se vio afectada por disputas abiertas entre los Estados miembros, pero a pesar de ello finalizó exitosamente. La República Checa apareció en la lista de los diez países candidatos que, según consideró la UE, en 2004 serían aptos para ingresar en la Unión Europea como miembros de pleno derecho. El Acuerdo de Laeken ofreció asimismo a 14 Estados candidatos un escaño (sin embargo no un derecho a voto) en la Convención sobre el Futuro de la Unión Europea que surgió para proponer y preparar cambios de los acuerdos básicos de la UE en el marco de los preparativos para la ampliación.
El viernes, 13 de diciembre de 2002, fue una fecha feliz para la República Checa y otros nueve países candidatos. En la histórica cumbre de Copenhague, que sorprendió por su transcurso sin complicaciones, fue superado el último gran obstáculo en el camino hacia la Unión. Todos los miembros de la UE coincidieron en las condiciones financieras de la ampliación. El presidente del Gobierno de Dinamarca, Anders Fogh Rasmussen, lo describió con las siguientes palabras floridas: "Hoy se ha iniciado un nuevo capítulo. Europa extiende sus alas hacia la libertad, la prosperidad y la paz". En la cumbre la República Checa logró conseguir condiciones mucho mejores de lo que esperaba originalmente, por ejemplo en el campo de los pagos directos y en el ámbito delicado de las subvenciones agrícolas. En junio de 2003 debe celebrarse un referéndum sobre el ingreso de la República Checa en la Unión Europea.
Otras reformas de la UE serán debatidas en la cumbre a celebrarse en Berlín en 2004, en la que debe ser definida la relación entre Bruselas, los Estados miembros y las regiones.
Desde el punto de vista económico y político en la actualidad la República Checa muestra una fuerte orientación hacia Occidente pero al mismo tiempo Praga trata de desarrollar las relaciones con los demás países de Europa Central y del Este que persiguen el mismo objetivo, es decir alcanzar los éxitos económicos de Europa Occidental.
El Grupo de Visegrado surgió en 1991 y fue denominado según la ciudad húngara en la que se reunieron los primeros mandatarios de los países fundadores. Hoy en día - después de la división de Checoslovaquia - el Grupo de Visegrado está integrado por cuatro miembros: la República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría. La colaboración en el marco del Grupo casi dejó de existir después del año 1994, ante todo debido a que el Primer Ministro checo, Václav Klaus, se opuso a la cooperación política, pero en mayo de 1999 la colaboración se recuperó al reunirse los presidentes de los cuatro Estados miembros en Bratislava. Los éxitos del Grupo de Visegrado son sobre todo de carácter simbólico.
El 21 de diciembre de 1992 los miembros del Grupo de Visegrado firmaron el Acuerdo Centroeuropeo de Libre Comercio (CEFTA), al que se adhirieron posteriormente Eslovenia (1996), Rumania (1997) y Bulgaria (1997). En la actualidad los miembros del CEFTA forman un mercado común que cuenta con casi 90 millones de personas.
Otra agrupación regional, en la que figura también la República Checa, es la Iniciativa Centroeuropea (ICE) que surgió en 1989 al reunirse los presidentes del Gobierno de Austria, Hungría, Italia y Yugoslavia en Budapest. Hoy en día la Iniciativa cuenta con dieciséis miembros y desarrolla sus actividades en una base no formal.
La organización que defiende los derechos humanos y la democracia en todo el continente europeo es el Consejo de Europa, con sede en Estrasburgo. Surgió como una de muchas organizaciones europeas después de la Segunda Guerra Mundial con el fin de impedir que se repita la tragedia de una conflagración mundial. El surgimiento del Consejo de Europa en 1949 se vio acelerado por la creciente tensión entre Europa Oriental y Occidental que culminó con el denominado "puente aéreo de Berlín" en 1948. Después de la caída del Muro de Berlín en 1989 el Consejo de Europa abrió sus puertas a las nuevas democracias de Europa Central y del Este. Checoslovaquia se convirtió en su miembro en 1991.
En 1973 Checoslovaquia se adhirió junto con los demás países europeos (menos Albania y Andorra) al denominado "Proceso de Helsinki". Checoslovaquia firmó el Acta Final de la Conferencia de Helsinki de 1975 a base del cual se deberían respetar y defender los derechos humanos fundamentales en todo el continente (un año más tarde surgió la Carta 77, llamamiento de los disidentes checoslovacos al Gobierno de su país para que respete esos compromisos). Hoy, la República Checa es uno de los 55 miembros de la organización sucesora de la Conferencia de Helsinki, a saber de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). La OSCE reside en Viena y dispone de una oficina en Praga.


Actualidades:
 24.6.2019 Noticias
 30.5.2019 Noticias
 22.5.2019 Notas de Actualidad
 20.5.2019 Notas de Actualidad
 13.5.2019 Notas de Actualidad
 1.5.2019 Noticias
 1.5.2019 Noticias
 29.4.2019 Noticias
 24.4.2019 Notas de Actualidad
 27.3.2019 Noticias
 25.3.2019 Noticias
 24.3.2019 Noticias
 7.3.2019 Noticias
 28.2.2019 Noticias
 22.2.2019 Noticias
 18.2.2019 Notas de Actualidad
 28.1.2019 Noticias
 16.1.2019 Notas de Actualidad
 14.1.2019 Noticias
 9.1.2019 Noticias
 8.1.2019 Notas de Actualidad
 18.12.2018 Notas de Actualidad
 17.12.2018 Noticias
 17.12.2018 Noticias
 4.12.2018 Notas de Actualidad
 3.12.2018 Noticias
 2.12.2018 Noticias
 25.11.2018 Noticias
 18.10.2018 Noticias
 15.10.2018 Noticias
 12.10.2018 Noticias
 12.10.2018 Noticias
 11.10.2018 Noticias
 10.10.2018 Noticias
 17.9.2018 Noticias
 17.9.2018 Noticias
 17.9.2018 Noticias
 10.9.2018 Noticias
 1.9.2018 Noticias
 28.8.2018 Noticias
 27.8.2018 Noticias
Todos los temas relacionados





Fuentes de información:

www.euroskop.cz (inglés)
www.evropska-unie.cz (inglés)
Europa
Eurostat (inglés)
EUR-OP - Oficina de Publicaciones
Euro Info Centre (inglés)


Instituciones de la UE
Comisión Europea
Consejo de la Unión Europea
Parlamento Europeo
Banco Central Europeo (inglés)
Comité Económico y Social
Defensor del Pueblo Europeo
Banco Europeo de Inversiones (inglés)
Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas
Tribunal de Cuentas Europeo