Emisión de la Radiodifusión Checa para el Exterior 
12-12-2019, 00:38 UTC
Temas
 Por
Huevos de Pascua
Decorar huevos, sean cocidos o crudos de los que se ha extraído la yema a través de sendos orificios en la parte inferior y superior, no es solo una tradición checa. Se ha llegado a encontrar un huevo pintado en excavaciones sumerias del año 2.500 antes de Cristo. Se colocaba un huevo en las tumbas junto al muerto como símbolo de vida eterna, lo que nos da una idea de sus creencias paganas sobre la vida después de la muerte. Coloreando los huevos aumentaban su poder mágico. Después de muchos años, los huevos se decoraban simbolizando el germen de una nueva vida.
De esta manera, la decoración de huevos se convirtió en una costumbre que daba la bienvenida a la primavera, cuando la naturaleza despierta a la vida. Por influencia del cristianismo, su sentido original se fue debilitando y tomó fuerza la significación del huevo como regalo a los vivos. El origen pagano de la costumbre, a pesar de la nueva concepción, no pasó inadvertido para la iglesia, que en 1366 en Praga la condenó y prohibió. Puede que fuera la belleza de la costumbre, o tal vez un poder mágico desconocido de los huevos regalados, la que permitió que el hábito de pintar y regalar huevos se perpetrara hasta nuestros días y se convirtiera en un arte popular.
Azote de sauce
Foto: CTKFoto: CTK
Se cree que las varitas traen al hogar suerte, bienestar y buena cosecha para todo el año. Se dice que su fuerza se transmite a quienes son azotados con ellas. El azote se hace de sauce, el más simple está compuesto de tres ramitos, pero se preparan también de ocho, doce o veinticuatro varitas.
Azote de sauce hecho de ocho ramitos
Mojamos ocho varitas de sauce de manera que estén elásticas y blandas. Después de atar los cabos, empezamos a entrelazar los ramitos, una vez de la izquierda, otra de la derecha (véase el cuadro). Tras terminar de entrelazar la varitas, atamos también el otro cabo del azote y lo adornamos con cintas de varios colores.

Expulsión de la muerte (Invierno)
La muerte flota en el agua
un nuevo verano se acerca.
Viejas, alegraos
que echamos la muerte afuera

Marena, Marena, por quién murió
Por el señor Martín de ojos negros
Viejas, alegraos, os traemos un cuerpo nuevo.
El domingo de Resurrección, las muchachas solteras confeccionaban una figura simbólica llamada Muerte (Smrtholka, Morena, Marena). La Muerte solía hacerse con paja, vestida con atuendos raídos y decorada con cáscaras de huevos vaciadas o conchas vacías de caracoles. Las muchachas llevaban la figura fuera de la aldea, la quemaban o la arrojaban al arroyo o al río, que la arrastraba simbolizando el triunfo sobre el invierno finalizado.
Líto, líto, líto, líto, dónde tardaste tanto...
En contraste con la Morena (Muerte), "Líto" simbolizaba la llegada de la primavera y la renovación de la vida. En comparación con la figura de la Muerte, "Líto"solía hacerse con materiales vivos y multicolores - en la magia el árbol y el vástago verde representan la vida. El "Líto"tradicional era de dos tipos. En la parte occidental del territorio checo, en Bohemia y en las regiones adyacentes de Moravia, se fabricaba con la parte más alta de los árboles coníferos, y en las regiones orientales (especialmente en la frontera con Eslovaquia) con vástagos de sauce. Un complemento importante del "Líto" era una muñeca que representaba otro símbolo del futuro - la fecundidad.